flickr

BIENVENIDOS, LAMENTAMOS NO DISPONER DE TIEMPO PARA RESPONDER A VUESTROS COMENTARIOS Y GRACIAS POR VUESTROS + 1

lunes, enero 4

Aliméntate de tu piscina, conviértela en una huerta autosuficiente


Cuando Dennis y Danielle McClung compraron en 2009 una casa en ejecución hipotecaria en Mesa, Arizona, su nuevo patio contaba con una piscina vacía y averiada. En lugar de gastar una pequeña fortuna para repararla y volverla a poner en funcionamiento, Dennis tenía una idea mucho más clarividente: Construyó una huerta en ella y comenzó a cosechar en el interior. De piscina a huerta autosuficiente.


Y es que los jardines pueden ser muy productivos si se aprovechan para el cultivo, hace poco hablamos de la familia Dervaes en Los Ángeles, que han conseguido cultivar mas de 2700 kg de alimentos en 400 m2 en su jardín. Pero centrémonos hoy en el proyecto de la familia McClung.
Con la ayuda de familiares y amigos, y muchas horas de investigación a través de internet, la piscina-huerta autosuficiente nació. Lo que antes era un agujero de cemento se transformó en un invernadero con un ecosistema de circuito cerrado increíblemente prolífico, cultivando de todo, desde el brócoli pasando por patatas dulces… y un sinfín de productos que pueden ser suficientes para alimentar a una familia de 5 personas.


En el primer año, el huerto – piscina habrá reducido hasta tres cuartas partes de la factura mensual del supermercado de la familia McClungs. A los cinco años, se había generado una activa comunidad de defensores de los huertos – piscina en todo el país y el mundo.
Lo que comenzó como un experimento familiar y un blog, es ahora una organización no lucrativa con un personal reducido. Ha sido votado como el mejor patio – granja en Phoenix, ha salido en National Geographic TV, y formó un grupo en el área de Phoenix que cuenta con cerca de un millar de miembros. Se atrajo a cientos de voluntarios locales, estudiantes y jardineros que han ayudado a construir una docena de huertos – piscina en los alrededores de Phoenix.


Los científicos e ingenieros de la Universidad de Cornell, la Universidad Estatal de Arizona, e incluso la industria espacial han visitado el jardín – piscina de la familia McClung. Esta primavera, los voluntarios de la asociación junto con Naturópatas sin Fronteras viajan a Haití para construir un huerto – piscina allí. Además, Dennis nos cuenta que han ayudado a través del correo electrónico y teléfono a construir mas de 30 huertos – piscina a lo largo de todo EE.UU., desde Florida a Toledo pasando por Palm Springs.


Al principio, McClung sólo quería que su familia pudiera vivir de forma más sostenible. Ahora que ha visto todo el interés que estas ideas están recibiendo, y lo increíblemente productivo que un jardín con piscina puede ser, dice, “Quiero que todos puedan construir grandes ecosistemas.”


Y estos ecosistemas son bastante grandes. En lugar de tierra, las plantas crecen en bolitas de arcilla o fibra de coco. El exceso de humedad del estanque en forma de gotas , que además de un sistema de captación de agua de lluvia, hace que el huerto requiera de una pequeña fracción del agua que se utiliza normalmente en un jardín convencional. Esto es especialmente importante en lugares donde el agua es un bien escaso.
En lugar de fertilizantes químicos comerciales, se usa un sistema acuapónico, donde animales y plantas crecen en equilibrio.


Los McClungs han añadido cabras enanas y un montón de árboles frutales y nogales al patio trasero, por lo que su mini granja está empezando a parecerse mucho a una granja tradicional pero urbana.


El proceso de construcción no es tan complicado como parece a primera vista. Además de tutoriales en línea, McClung enseña la técnica en cursos presenciales.
También acaba de publicar la segunda edición de su libro, con 117 páginas de instrucciones detalladas, ilustraciones, fotografías y códigos QR que enlazan con tutoriales en vídeo. Su objetivo es fomentar la construcción y mantenimiento de este tipo de instalaciones, de los cuales no se había hecho nada remotamente parecido antes, tengas o no una piscina.


En su huerto – piscina usa control de plagas biológico, por lo que no tiene que usar pesticidas.
Ahora el sueño de la familia es que el papeleo de su Asociación se resuelva y así poder dar el impulso definitivo a este proyecto.

Reacciones:

2 comentarios:

  1. ¡Cómo mola! El problema es que no todos tenemos una piscina y tenemos que conformarnos con las pequeñas macetillas de nuestras terrazas. Ha estado bien conocer la idea. Gracias
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Macarena, no todos disponemos de una piscina particular, pero como como bien dices nos conformamos con nuestras pequeñas macetillas ..ja,ja,ja,ja
      Me alegro que te gustase este artículo.
      GRacias, por supuesto, a ti también por comentar.
      Un besazo

      P.D. Discúlpame el retraso en contestarte y también por ir retrasada con tu blog, que me encanta seguir, pero estoy algo atareada y no he podido visitarte.

      Eliminar