flickr

BIENVENIDOS Y GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS Y + GOOGLES

miércoles, diciembre 16

El Papa Negro

La Compañía de Jesús fue fundada en 1540 por Ignacio de Loyola en el momento más crítico de la Iglesia Católica Romana, en plena Reforma Protestante, que amenazó con hacerla desaparecer.

Esta Reforma, surgida de algunos sectores de la misma Iglesia, acompañados por los Pueblos y Monarquías del norte de Europa que buscaban hacer prevalecer su propia soberanía, fue también oportunamente pregonada, apoyada y empujada por la burguesía incipiente compuesta por los clanes de banqueros judíos exiliados en Holanda e Inglaterra tras su expulsión de España por parte de los reyes Católicos. 
Fue así que dos poderes fácticos se sumaron contra el reinado universal de la Iglesia (cuya espada era Carlos V): por un lado el poder secular de los reyes y por el otro el poder financiero de los banqueros. 
Esta Reforma Protestante apuntaba en lo moral a una restitución del cristianismo primitivo (una vuelta al medioevo) y a poner fin a las ambiciones papales de dominio universal en lo político, y fue de ella que surgieron nuevas religiones cristianas nacionales en Europa, primer paso hacia la constitución (algunos siglos después) de los Estados-Nación.
Frente a este panorama es que surgió, por inspiración de Ignacio de Loyola, la Compañía de Jesús. Orden místico-religiosa de disciplina militar, cuya meta era y sigue siendo conseguir los siguientes dos objetivos:

  • 1. Una única religión universal.
  • 2. Un único gobierno mundial.
Ignacio de Loyola llegó a la conclusión de que la única forma de salvar la Iglesia era infiltrando la misma Reforma para así empujar el protestantismo a los brazos de Roma y reunificar la cristiandad. Así se lo hizo saber al Papa Pablo III, quien inmediatamente reconoció a la Compañía de Jesús como Orden religiosa, mediante la bula papal Regimini militantis ecclesiae, el 27 de septiembre de 1540.
Los jesuitas de inmediato se pusieron a trabajar, penetraron con fuerza en el mundo protestante no solo a través la intriga, sino sobre todo por la evangelización, la educación y, más importante aún, por la Reforma Católica (más conocida como Contrarreforma debido a que Roma mantuvo intactos todos sus pilares esenciales), materializada en el Concilio de Trento, donde si bien no pudieron reunificar totalmente la Iglesia, no solo la salvaron de su extinción, sino que la revitalizaron. 
A raíz de esta imponente victoria la Compañía de Jesús adquirió tal influencia en el catolicismo que pasó a denominarse “Papa negro” al Padre General de la Orden.
La Guerra entre Vaticano y Masonería

A partir de la Contrarreforma nace la lucha a muerte entre los jesuitas y las sociedades secretas que van surgiendo de aquél mundo protestante que dará nacimiento al capitalismo.
Dos siglos después del Concilio de Trento surgirá en Inglaterra la Masonería (comienzos del siglo XVIII), que no es otra cosa que la alta burguesía organizada bajo el mitema sionista. Su característica esencial es el individualismo, el cosmopolitismo y el profundo anticlericalismo. Esta sociedad secreta (“discreta” dicen ahora, ya que consideran ha llegado su tiempo) se apoya en una seudo filosofía “humanista” que esconde en realidad delirios mesiánicos que apuntan al sometimiento de los Pueblos a una casta oligárquica de “iluminados” y “elegidos” supuestamente predestinados por “dios” al dominio del mundo.
La guerra entre la Iglesia y la Masonería fue a muerte, tuvo toda su expansión entre el siglo XVIII y la mitad del siglo XX, y su costo no fue otro que ríos de sangre entregados por la humanidad. 
Con el Concilio Vaticano II se supuso terminaba la lucha, ya que en realidad no fue otra cosa que el “acta de rendición” de la Iglesia Católica… pero este “acta de rendición” se mantuvo hasta ahora en suspenso.
Esto último es necesario recalcarlo: el Concilio Vaticano II como “acta de rendición en suspenso” en tanto fue frenado en sus alcances primero por Juan Pablo II y luego por su mentor y continuador Benedicto XVI; tal cual lo dicen los jurados enemigos de la Iglesia, que afirman que la Reforma total impulsada por el Concilio Vaticano II se convirtió en realidad en una “Segunda Contrarreforma” en manos de Ratzinger.
Es por esto que Benedicto XVI fue obligado a dimitir. No es cierto que haya renunciado por motus propio ni es cierto que haya elegido “retirarse” a un régimen de clausura, la verdad es que fue derrocado y está cautivo en Castel Gandolfo. Da igual si, ya viejo, le faltaron fuerzas para resistir los embates o fue directamente coaccionado, el resultado es el mismo. Fueron minando su pontificado desde dentro los jesuitas y desde fuera la gran prensa mundial destapando escándalos repudiables que ensuciaron fuertemente a las congregaciones conservadoras en las que se apoyaba, al mismo tiempo que miembros de la Compañía ocuparon puestos clave, desplazando también al Opus.
Las primeras palabras del Papa Francisco al anunciar haber sido electo fueron “pedir una oración por Benedicto XVI”.
En cambio, las últimas palabras de Benedicto XVI al momento de renunciar fueron “rogar a Dios para que no permita que la Iglesia se hunda”.


Por qué derrocaron a Benedicto XVI 

En siete años de pontificado, Benedicto XVI fue en apariencia un Papa reformista, sin embargo en los hechos fue desmontando poco a poco el “acta de rendición” de la Iglesia impuesto por el Concilio Vaticano II, de ahí que se lo haya acusado de estar llevando a cabo subrepticiamente una “Segunda Contrarreforma”. 
Entre las acciones y declaraciones que condenaron al Papa resaltemos las que siguen:
1. En diciembre de 2009 afirmó: “la ‘teología de la liberación’ lleva a desviaciones ruinosas para la fe y la vida cristiana, toma de modo insuficientemente crítico diversas corrientes de pensamiento marxista, ha provocado entre las comunidades diocesanas gran sufrimiento y grave pérdida de fuerzas vivas… solo ha traído rebelión, división, disenso, ofensa y anarquía”
2. Activó el paralizado proceso de beatificación de Pío XII, acusado de mantener silencio ante el Nacionalsocialismo alemán (lo cual es falso, ya que fue la Iglesia uno de los principales oponentes de Hitler al culparlo de querer revivir el paganismo germano)
3. Reincorporó a la Iglesia Católica al excomulgado obispo lefebvriano Richard William, quien en unas declaraciones a la televisión sueca había adoptado una postura revisionista sobre el denominado “holocausto” judío.
4. Reintrodujo en la liturgia cristiana la tradicional oración en la que se pide por la “iluminación de los pérfidos judíos”.
5. El 12 de septiembre de 2006 en la Universidad de Ratisbona dijo, citando el diálogo de un sabio persa con Manuel II Paleólogo, que Mahoma había traído "solamente cosas malas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que predicaba”
6. En un documento de julio de 2007 negó a las comunidades cristianas protestantes la consideración de Iglesia y calificó a las iglesias ortodoxas como imperfectas por no reconocer la primacía del Papa.
7. Calificó de retroceso histórico la vuelta a las religiones precolombinas y afirmó que el anuncio de Jesucristo no supuso en ningún momento alienación alguna de las culturas americanas, ni la imposición de una cultura extraña, ya que los pueblos de América Latina y el Caribe estaban anhelando silenciosamente a Cristo como salvador.
8. Aprovechando las tensiones dentro de la Iglesia Anglicana, abrió las puertas del catolicismo a obispos, sacerdotes y fieles tradicionalistas de dicha Iglesia británica disconformes con la ordenación de sacerdotes homosexuales y el denominado “matrimonio igualitario”, admitiendo incluso a sacerdotes anglicanos casados quienes pudieron seguir ejerciendo el ministerio sin renunciar al matrimonio.
¿Segunda contrarreforma o fin de la iglesia? 

Teniendo en cuenta el historial de la Compañía de Jesús,
la causa de su fundación y su accionar en sus casi cinco siglos de existencia ¿no sería lógico pensar, que teniendo ahora la Orden uno de los suyos como Papa, no se abocará ésta a realizar una Contrarreforma, como lo hizo en su tiempo mediante el Concilio de Trento? Una pregunta así es muy pertinente, ya que las analogías históricas son muchas. En tiempos del Concilio de Trento la Orden jesuítica actuó en apariencia como sincera reformista, cuando lo que en realidad buscaba era mantener firmes los fundamentos tradicionales de la Iglesia Católica, lo cual logró con éxito teniendo en cuenta las circunstancias.

Y es que es fácil comprender los sucesos cuando ya están hechos. Por supuesto es verosímil una tesis semejante, pero verosímil no es sinónimo de verdad, y semejante afirmación no pasaría de una hipótesis basada en previsiones solo apoyadas en el pasado sin tener en cuenta lo que sucede en tiempo presente.

¿Y qué es lo que sucede en tiempo presente?

Que al hecho histórico sin precedentes de la entronización de un Papa jesuita acompaña también el hecho sin precedentes del completo apoyo al Vaticano por parte de aquellas otras internacionales que siempre estuvieron enfrentadas al mismo,incluyendo a sus más acérrimos enemigos, como ser la masonería y el sionismo; a continuación algunos ejemplos de quienes felicitan al nuevo Papa (prestar atención a los dichos, ya que explican mucho de lo que sucede y no se ve a simple vista):
1. Allan Jacobs, Presidente de B'nai B'rith Internacional (la más poderosa logia masónica, exclusivamente judía-sionista): "Hemos sido alentados por el progreso histórico en las relaciones entre católicos y judíos… en noviembre, el entonces cardenal Bergoglio fue el orador principal en la conmemoración Krystallnacht B'nai B'rith en la Catedral de Buenos Aires, donde ayudó a encender la menorá... esperamos continuar con la sólida base que ya existe entre nosotros"
2. Angel Jorge Clavero, Gran Maestre Masonería Argentina: "La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones saluda la designación del Cardenal Jorge Bergoglio como Papa Francisco I"
3. El presidente del Consejo Judío Mundial, Ronald Lauder, saludó la elección de Jorge Bergoglio como una “importante señal al mundo”.
4. Rabino Bergman: “la elección de Bergoglio marca un punto de inflexión… siempre destaco su vocación de rabino, como cardenal primado enseñó a recuperar la raíz judía de la cristiandad… es un día de emoción y bendición, Bergoglio es mi rabino”
5. Rabino Skorka: “Bergoglio es el Papa que la cristiandad necesita”
6. Shimón Peres, Presidente de Israel: “la relación entre el pueblo judío y el Vaticano están en su punto más alto en 2000 años, aprovecho esta oportunidad para invitar al Papa a visitar Tierra Santa tan pronto como sea posible”
7. Agencia Judía de Noticias (AJN): “Un amigo será el nuevo Papa”
8. Barack Obama, Presidente de los EE.UU.: "felicitamos al Santo Padre, conforme inicia el trabajo sagrado de conducir ala Iglesia Católica a nuestro mundo moderno"
9. Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias evangélicas: “la elección de Francisco I supone un punto de inflexión en la vida de la Iglesia Católica Romana, que también tiene repercusiones en los creyentes de otras iglesias y religiones”
10. Fray Betto, principal exponente de la Teología de la Liberación (curas tercermundistas): “la designación de Bergoglio como nuevo Papa nos llena de esperanza, él es consciente de la crisis de la Iglesia, de la necesidad de una reforma seria, comenzando por la curia romana”
11. Ban Ki-moon Secretario General de las Naciones Unidas: “envío una felicitación calurosa al cardenal Jorge Mario Bergoglio, compartimos la convicción de que sólo podemos resolver los problemas estando interconectados”
Como podemos ver, hay una algarabía generalizada en todos los estratos que hacen al Poder Mundial, todas las cabezas de la Hidra sonríen y muestran los dientes, como si fuese un día largamente esperando, un día de victoria que anuncia la llegada de un Nuevo Orden para los siglos venideros.

Ciertamente todo indica que así es. Bergoglio se caracteriza por ser un decidido militante del ecumenismo, principal exigencia de los centros de poder que promueven la globalización, la desaparición de las Naciones y la homogeneización de los hombres.

Basta con leer los mensajes de felicitación al nuevo Papa por parte de sionistas, masones y organismos mundialistas, todos tienen el mismo tono: “nuevo tiempo”,“punto de inflexión”, “reforma profunda”,“recuperación de las raíces judías”, “interconexión”,“unificación”, etc.

El ecumenismo es el paso previo necesario para la creación de la Religión Universal, el sincretismo de las religiones abrahamánicas, o “religiones del libro”, en una sola y única Súper-Religión (en palabras de Monseñor Marcel Lefebvre) dirigida por los “hermanos mayores”, o sea: el “pueblo elegido”.

Se cumplirán así las profecías antiguo-testamentarias que hablan del establecimiento de una Religión Única para un Gobierno Único Mundial, de la reconstrucción del Templo de Salomón para que así Yahvé pueda tener su casa en la tierra, y del reinado del “pueblo de dios” sobre la humanidad:

“Levántate, Jerusalén, envuelta en resplandor (…) La oscuridad cubre la tierra, la noche envuelve a las naciones, pero el Señor brillara sobre ti y sobre ti aparecerá su gloria. Las naciones vendrán hacia tu luz, los reyes vendrán hacia el resplandor de tu amanecer (…) Tú, al verlos, estarás radiante de alegría, tu corazón se llenará de gozo; te traerán los tesoros delos países del mar, te entregarán las riquezas de las naciones (…) Gente extranjera reconstruirá tus murallas, y sus reyes te servirán (…) Tus puertas estarán siempre abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que puedan traerte las riquezas de las naciones y entren los reyes con su comitiva. El país que no te sirva, perecerá; naciones enteras serán destruidas”

Isaías, cap. 60, vv. 1, 2, 3, 5, 10, 11 y 12

La internacional vaticana no lucha más contra la internacional sionista-masónica, se ha unido y sometido a ella.

Es el fruto de un proceso que arranca con Juan XXIII (no por casualidad apodado por toda la prensa sionista mundial como “el bueno”) y el Concilio Vaticano II convocado por él, proceso accidentado en tanto enfrentó cierta resistencia interna, y en esa resistencia Ratzinger tenia un papel destacado… por eso tuvieron que hacerlo a un lado… por que si bien avanzó en muchas de las exigencias de la internacional sionista-masónica, al mismo tiempo no cedía se modificasen los cimientos fundamentales del catolicismo.


Hoy todo indica con vehemencia que Bergoglio, el Papa negro Francisco, viene a terminar el trabajo empezado en el Concilio II convocado por Juan XXIII. En esto no hay que guiarse por apariencias. Como buen jesuita, la primera oración del nuevo Papa fue para la Virgen, la humildad es también una característica jesuita, pero la Compañía de Jesús, esa milicia vaticana, no parece ya responder a sus principios, ya que su principal juramento es de obediencia total al Papa, ¿cómo es posible entonces, haya un Papa jesuita si todo jesuita esta hecho para servir al Papa? Es decir, el hecho de que haya un Papa de la Orden es una contradicción Flagrante y pone en evidencia que han traicionado su juramento, ya que todo jesuita esta formado para servir al Sumo Pontifice y no para tomar su lugar. Asi es que siguiendo esta línea resulta obvio que la Orden jesuita tiene sus propios planes respecto al futuro de la Iglesia de Roma.

Es importante tener en cuenta que tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI (su mentor y sucesor) tuvieron siempre relaciones difíciles, por no decir de franco enfrentamiento, con los jesuitas. Así lo hizo saber en 2010 el vaticanista Sandro Magister al afirmar: “En el papado de Juan Pablo II, los jesuitas vivieron una situación difícil tanto interna como en su relación con la máxima autoridad” Y es que lo que no se sabe (o mejor dicho, no se dice) es que los jesuitas fueron desde un primer momento firmes propulsores del Concilio Vaticano II, a partir del cual muchos de sus miembros adscribieron a la Teología de la Liberación y los sacerdotes se acercaron a la izquierda en EE.UU., Nicaragua y El Salvador, entre otros países.

Es por estas razones que ni Juan Pablo II ni Benedicto XVI vieron nunca con buenos ojos a la Compañía de Jesús.

¿Y cual es la posición de Bergoglio con respecto a la TL?

Por sus antecedentes podemos decir sin temor a equivocarnos que es ambivalente, lo cual lo hace un personaje pintiparado para el Nuevo Orden Mundial y la reconfiguración de la humanidad planificada por los centros de poder global.

Lo que se viene en el mundo es algo muy parecido a las misiones jesuíticas en América,una teocracia de carácter colectivista y de capital hiper-concentrado.

Es decir, un comunismo renovado, una nueva concentración total del capital en muy pocas manos, pero esta vez religiosa (ya que tendrán la religión en su poder) y con ciertas ilusorias concesiones de libertades individuales… es decir: un Capitalismo super estatal Global apoyado sobre un totalitarismo político y teocrático. Por el lado político el “progresismo”, ese invento del Poder Mundial salido de la“Escuela de Frankfurt”, un universalismo cosmopolita a la vez que tiránico, una falsa alternativa a los Pueblos y una ilusoria solución a la injusticia social. Por el lado religioso el “jesuitismo”, que cuadra perfecto en este esquema de regimentación global; basta con estudiar lo que eran las misiones jesuíticas en el Paraguay, basta con enterarse como la Compañía de Jesús organizó a los indios guaraníes para caer en la cuenta de la completa similitud entre dicho sistema y el narrado en la profética y perturbadora novela “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, que a nuestro entender es el mas claro ejemplo de lo que en el mundo se avecina, y que de hecho ya esta a la vuelta de la esquina, si es que los Pueblos no despiertan y se rebelan.

Los que no ven este proceso, por ignorancia, incapacidad o lo que fuese, se quedan únicamente con lo superficial, con lo visible, con la punta del iceberg, lo “folclórico” digamos, sin notar nunca lo que hay debajo; por eso no tiene en realidad importancia que Francisco mantenga sus posturas anti-aborto, anti-matrimonio homosexual, anti-eutanasia, de hecho esto es algo a lo que todas las religiones se oponen, pero solo a la católica se le exige… quienes reducen todo a eso, no perciben el trasfondo realmente importante, que no es otro que el ecumenismo como paso previo necesario para la constitución de una religión única mundial que pondrá en la cúspide a los “hermanos mayores” de las “religiones del libro”, para dar así lugar a nueva casta brahmanica , esta vez a escala mundial.

Reacciones:

4 comentarios:

  1. I have read all of this, one time, and cannot recall all of it. However, the Church, like all large hierarchical organizations, has its internal clans and intrigues. It is essential that there always be a clear separation between church and state. The only theocracy that will ever work is when Jesus Himself returns to rule His flock with an iron rod in the thousand year reign. I find all of the jockeying for position and internal power struggles in the Church disgusting and see them as an intrinsic part of man's corruption of the relationship with God.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Clearly the corruption in this hierarchical institution church is a reallity, but in our article only speaks of the Society of Jesus or Jesuits and Counter naturally the process of the Church which the Jesuits made at the Council of Trent for the first time now with the arrival of another Jesuit, the present Pope Francisco, another Second Council is anticipateded.

      Before we write down this link Cindy community, I it repeat now also for to suggest to read it because have more information about it means to the company of Jesus and the present government of the Vatican:
      http://www.bibliotecapleyades.net/vatican/esp_vatican37.htm

      Thank you very much, Paula for your comment and have a great afternoon and night Thursday!

      Eliminar
  2. "Con la iglesia hemos topado" Una famosa frase, dicha en multitud de ocasiones.
    La Iglesia, al igual que todas las grandes organizaciones religiosas jerarquizadas, tiene sus clanes o grupos internos, e intrigas de luchas por el poder.
    Es primordial, que haya siempre una clara separación entre la Iglesia y el Estado.
    Gracias por compartir vuestros conocimientos con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, con la iglesia hemos topado, amigo Humoreo, por cierto, UN GUSTAZO recibirte por este otro "territorio comanche" je,je,je,je
      Este artículo si tienes el valor de leertelo, verás de qué manera han ido quitándose de en medio al anterior Para, para poner a este, ya que hay un montón de intereses para crear otro Concilio de Trento o una Segunda Contrareforma de la Iglesia donde se vuelvan a unificar todas las religiones en una sola, la Católica como la auténtica y verdadera.. otra vez a controlar al "rebaño" y sus riquezas, etc.

      Efectivamente debería existir esa separación de Iglesia y estado, pero será una Utopía, ya que El Orden Mundial o el sistema dominante en este mundo NO LO ADMITE, ya que iría en contra de sus propios intereses. Ya debemos ser conscientes que este mundo no lo gobiernan los que vemos sino los que no vemos, los que desde altos poderes dictan a nivel mundial lo que luego las "marionetas" políticas ejecutan.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar