flickr

BIENVENIDOS Y GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS Y + GOOGLES

lunes, junio 22

Mapa astronómico con más de 100.000 años de antigüedad descubierto en Visoko

Tras dos años de investigaciones, los misteriosos símbolos grabados en la enigmática piedra, descubierta cerca de los Túneles de Ravne en Visoko, representan un posible mapa astronómico. 

Los expertos creen que estos símbolos son el embrión de un antiguo sistema de escritura que grabó en la piedra una civilización desconocida que vivía en el valle de Visoko. La piedra fue un enigma durante muchos años, pero ahora he encontrado la clave mediante la cual descifrar los misteriosos símbolos. 

El autor de esta artículo, Armando Mei, nos comenta que conoció a Semir Osmanagich en Pescara (Italia) durante una conferencia sobre Antiguas Civilizaciones y que desde entonces han mantenido diversas conversaciones que han sido la semilla de su estudio sobre la enigmática piedra descubierta en el valle de Visoko, en Bosnia-Herzegovina. Opina que, Semir está trabajando muy duro para probar la existencia del complejo de pirámides en Bosnia, y está de acuerdo con él cuando afirmó que “Casi todo lo que nos han enseñado sobre la historia antigua está equivocado: el origen del hombre, de las civilizaciones y de las pirámides”. La historia debe ser reescrita. 

La Piedra de Visoko. Cedida por: Fundación Parque Arqueológico de la Pirámide Bosnia del Sol 

Vista desde la colina de Visočica donde la antigua ciudad de Visoki se alzó en el pasado, en la que podemos ver el Visoko actual y gran parte del valle del Visoko presente e histórico, a excepción de Moštre (Wikimedia Commons) 

Los símbolos especiales grabados en la piedra no son una escritura antigua, ni proto-rúnicos, como dan por sentado algunos investigadores, sino la clara evidencia de una configuración estelar en el cielo de Visoko en una época muy antigua. 
Para probar mi hipótesis, estudié los símbolos utilizando un método basado en la descripción de cada signo, considerando el significado correcto y proponiendo la correlación exacta con las constelaciones. 
La piedra presenta una forma semi-esférica muy intrigante, y no es una coincidencia. La elección se realizó tomando en consideración el mensaje que sus creadores querían transmitir. Su objetivo era reproducir el cielo de Visoko, en una época muy especial, fijando la posición de las constelaciones respecto a su latitud. Esta es la razón por la que la piedra tiene forma semiesférica, porque es un reflejo del cielo. 
Ahora echemos un vistazo a los detalles: 
La piedra está dividida en cuatro cuadrantes por dos líneas rectas que se cortan perpendicularmente. Destaco la importancia de las dos líneas. El punto de origen se encuentra en la parte más baja de la piedra, como si quisieran reproducir la esfera celeste como sigue: la línea vertical es el Meridiano Celeste, mientras que la línea horizontal es el Horizonte Celeste.



El análisis de los símbolos ofrece la oportunidad de observar la existencia de líneas cuyas funciones son muy importantes. En la imagen  a continuación, las líneas son dispositivos de medición astronómica. En el cuadrante izquierdo, por ejemplo, la línea roja – empezando desde la línea horizontal (horizonte celeste) – puede tener dos significados: 

  • Indicar el amanecer de un equinoccio o solsticio; 
  • Indicar el Meridiano Eclíptico. En este último caso la línea roja sería el símbolo más importante del mapa. Ofrecería la posibilidad de establecer cuando, a lo largo del año, fue observado el cielo. De hecho, el Meridiano Eclíptico forma un ángulo astronómico imaginario de 45° sólo al amanecer del Equinoccio de Otoño, y su inclinación fija la hora precisa de la configuración astronómica. 

En el cuadrante derecho, la línea amarilla también resulta interesante, ya que es una especie de Sextante, que indica la declinación de la Constelación de Orión. Específicamente, dos puntos – A y B – son los límites de su declinación a lo largo del ciclo precesional. Este es un dispositivo muy importante, ya que es posible establecer la medida correcta de los grados obteniendo la posición exacta de Orión a lo largo de su declinación y el momento en el que se grabaron las inscripciones en la piedra.




  • Ahora echemos un vistazo a los símbolos que reproducen las constelaciones celestiales: He marcado con un color especial cada uno de los símbolos que reproduce una constelación: rojo, blanco, amarillo, violeta, negro y azul. A la izquierda, tenemos la constelación de la Osa Mayor (rojo) y las líneas blancas son la representación de la constelación de Monoceros en conjunción; 
  • En el Meridiano Celeste está la constelación de Orión y justo a su derecha (en amarillo) el Arco de Orión; 
En la imagen siguiente, en la esquina superior derecha, destaco una representación concreta del Arco de Orión extraída de un mapa astronómico.


A la derecha del Arco de Orión, observé un símbolo muy desgastado que he marcado con una línea negra (ver más arriba). Trabajé muy duro para representar este símbolo correctamente. Utilizando la configuración astronómica, observé que este símbolo representa a la constelación de Tauro, con un significado simbólico muy importante en las antiguas culturas, estrictamente ligado a la mitología de Orión y a la Antigua Cultura de la Gran Madre. 
La constelación de Cetus (línea azul) también aparece representada, sólo en su parte superior. Cetus es una constelación de muy gran tamaño y gran parte de ella se oculta por debajo del Horizonte Celeste. Finalmente, a la izquierda, está la constelación de Piscis (en rojo). Su parte inferior es similar a un triángulo como podemos observar comparando las líneas de la piedra y la reproducción astronómica (a la derecha). 



El cuadrante izquierdo contiene un lenguaje arquetípico muy intrigante. En las civilizaciones más antiguas, la “E” simbolizaba el concepto de Vida. Así que la correlación Sol-Vida queda muy clara. 
Tenemos tres “E”s en diferentes posiciones. Parece ser una representación del Sol cruzando la eclíptica… es posible que la tercera E indique el preciso momento de la alineación, fijada a unos 60° sobre la eclíptica. 
Los dos círculos en gris se refieren a las estrellas, planetas o la luna... En este último caso, hemos notado que la “luna circular” está naciendo junto con el Sol, planteando la posible hipótesis de un Eclipse Solar. 
Un eclipse de sol tiene un periodo de unos 180’ y los tres Soles pueden indicar las fases del Eclipse (60’ x 3).



La cuestión es: ¿cuándo fue grabada esta piedra? ¿y con qué Era está asociada? Utilizando el software de Starry Night Pro, observé que la configuración astronómica grabada en la piedra jamás apareció en los cielos de Visoko en los últimos 100.000 años.
Esto significa que:

  • La inscripción del mapa astronómico es mucho más antigua de 100.000 años;
  • El Eje Terrestre tenía otra inclinación, de modo que las coordenadas no concuerdan; o
  • Visoko no era el punto de observación correcto;
La imagen siguiente es una configuración astronómica que pertenece al 82.250 a. C., cuando las constelaciones representadas en la piedra estaban fijas en el cielo de Visoko. Pero la correlación no es precisa. Creo que la correlación exacta es más antigua de 100.000 años.


Visto en: Ancient Origins
Reacciones:

2 comentarios:

  1. Thank you for sharing a most interesting back story to the carvings on the stone. I cannot see any reason to disagree with the interpretation that I have read. I have often said that the ancients had a lot of time to observe the world around them and to understand how it works, and they became very proficient at their understanding - at least for their time!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I'm glad you have interested this publication and don't you have doubts about such advanced knowledge in astrology that these civilizations already had more than 100,000 years ago, whose knowledge they let them set in stone.
      Thank you very much, Paula, for your comment and will be a pleasure to wellcome.

      Eliminar