flickr

BIENVENIDOS, LAMENTAMOS NO DISPONER DE TIEMPO PARA RESPONDER A VUESTROS COMENTARIOS Y GRACIAS POR VUESTROS + 1

sábado, febrero 21

Costa Rica firma un convenio institucional para facilitar el acceso de refugiados a la educación técnica

Las personas refugiadas en Costa Rica cuentan con mayor facilidad para optar por la formación profesional, gracias a un convenio interinstitucional firmado hace unos días.

En dicho acuerdo han intervenido: el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), el Ministerio de Educación Pública (MEP), la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Asociación de Consultores y Asesores Internacionales (ACAI).

El  Convenio  promueve la integración de las personas refugiadas y solicitantes de dicha condición, garantizando el acceso a los servicios de capacitación y formación profesional impartidos por el INA, mediante la cooperación mutua de las organizaciones.


Las personas refugiadas son aquellas que se han visto forzadas a huir de su país por motivos de persecución y graves violaciones de sus derechos humanos. En Costa Rica, cuentan con el derecho de acceder a oportunidades de formación técnica, no obstante existen barreras que limitan su acceso equitativo a esta oferta. La principal dificultad que enfrentan es la de llevar a cabo un proceso regular de reconocimiento de sus estudios para cumplir con los requisitos de matrícula que regularmente se solicitan.

“La idea es que todas las instituciones estemos en una misma frecuencia de manera tal que facilitemos los trámites tanto migratorios como para incorporarse a la población estudiantil, como a la hora de aplicar las pruebas de certificación a aquellas personas que digan tener el conocimiento en un área técnica”, explicó Minor Rodríguez, Presidente Ejecutivo del INA.

Para ACAI el acceso de esta población a la capacitación técnica por parte del INA, representa un insumo de gran importancia para su integración en el mercado laboral del país. “La población para la que trabajamos trae conocimientos y habilidades desde sus países de origen, y el acceso a capacitación que certifique estos conocimientos constituye para ellos una oportunidad de demostrar sus capacidades y poder competir en igualdad de condiciones en el mercado” indicó Gloria Maklouf, directora de la ONG.

Según Elisa Carlaccini, Oficial a Cargo de ACNUR, el acceso a la educación técnica permite a las personas refugiadas en Costa Rica construir un nuevo futuro en el país que les ha ofrecido protección. “La educación técnica permite que las personas refugiadas y solicitantes puedan ubicarse en un empleo decente, por medio del cual otorgan su talento y habilidades al desarrollo del país”, indicó.

Por su parte el MEP ha iniciado procesos de equiparación y reconocimiento de títulos de bachillerato de sus países de origen de las personas refugiadas, lo cual es una excelente oportunidad tanto para continuar con su educación superior como para un efectivo acceso a la inserción laboral.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario